◊◊ El bebedor de café ◊◊ (serpiente) wrote in historias,
◊◊ El bebedor de café ◊◊
serpiente
historias

La Inquisición en Valencia

Historia: La Inquisición en Valencia
Temática: España negra
Autor/a: serpiente basado en hechos históricos
Protagonistas: Los habitantes de esa época
Lugar: Plaza del Mercado y La Lonja de Valencia
Momento: Años 1478 a 1834

Los condenados eran ejecutados pública y notoriamente en los patíbulos de la Plaza del Mercado de Valencia, frente a la Lonja, y después, antes de que apestaran, eran trasladados a la casita llamada Carraixet (origen de Tavernes Blanques), donde los colgaban de las horcas hasta que caían a trozos, se pudrían al raso o se los comían los animales de rapiña. Una vez al año los miembros de la Cofradía de los Desamparados recogían lo que quedaba por tierra para enterrarlo piadosamente. En esta ermita se venera a la Virgen de los Desamparados.



En el siglo XVII se inicia una decadencia de la Inquisición, que se profundiza en el XVII, durante el cual el más ruidoso proceso fue el del peruano Pablo de Olavide, intendente de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, en las que había alemanes protestantes. Carlos III llegó a decir que hubiera suprimido la Inquisición "a no ser por la resistencia de una parte del clero y del pueblo, que no estaba suficientemente ilustrado". El Gobierno de José Bonaparte decretó la supresión de la Inquisición, restablecida al regreso de Fernando VII bajo el nombre de Juntas de Fe. El último auto de fe fue el del Maestro de Ruzafa, Cayetano Ripoll, condenado por hereje contumaz a morir en la horca y ser quemado después, pero como ya el tiempo no consentía tan horrible espectáculo, la sentencia dispuso que la quema no fuese real, sino simulada por medio de llamas pintadas en un cubo, dentro del cual se pondría el cadáver para ser luego arrojado al río. Así se hizo, en la plaza del Mercado de Valencia, el 31 de julio de 1826. Un decreto de 15 de julio de 1834 abolió definitivamente la Inquisición. Ésta se hallaba regida por un Inquisidor General, con el llamado Consejo de la Suprema. De ellos dependían tribunales provinciales, con sus inquisidores (generalmente tres), oficiales, procurador fiscal y familiares, que constituían una especie de policía inquisitorial a la que pertenecían personas relevantes (por ejemplo, Lope de Vega).
  • Post a new comment

    Error

    default userpic
  • 2 comments