Luz fugaz (chocoholic) wrote in historias,
Luz fugaz
chocoholic
historias

  • Mood:
  • Music:
Historia: Real? Ficcion? Lo dejo a tu imaginacion
Temática: Erótica.
Autor: Chocoholic
Protagonistas: Ella y el
Lugar: Una playa caribeña
Momento: 11 pm

Habían llegado a la playa. Ella todavia no entendia como habia caido en su pedido de pasar las vacaciones juntos; se conocian desde hace tiempo, se habian besado una que otra vez, quizas alguna caricia sin importancia, nada más. La realidad es que el no era el hombre que ella estaba buscando, sobretodo por el par de años de diferencia. "El hombre tarda mas en madurar y cuando el tiene 22 y tu 25 se nota mas la diferencia", pensaba. Y aunque no le gustara para mas que pasar el rato, ahi estaba ella, acompañandolo en las vacaciones.


El fue el de la idea, no porque tuviera interes, sino porque las mujeres un poco mayores le parecian interesantes y, con ella tendria como compañia una mujer culta, alegre, simpática, sensual y muy atractiva, aunque no de una gran belleza con quien la relacion es estrictamente de trabajo. La compañía ideal para unas vacaciones tranquilas.

El plan era hospedarse en casa de los tios de el y desde ahi, hacer viajes cortos. Conocer las playas en toda su extension. Descubrir lugares aun desconocidos o poco conocidos. Nadar, bucear y tomar el sol.

Cuando llegaron a casa era muy tarde y estaban algo cansados. Ella penso que ahorrarse el hotel era una bendicion y estando en el comodo dormitorio que le habian reservado, no se arrepentia de su decision.

A la mañana siguiente, despues de saludar a los pocos familiares que estaban en la casa, decidieron comenzar con el plan. Manejaron rumbo al norte y, a los pocos minutos, llegaron al puerto donde esperaba la lancha que los llevaria a la primera zona desierta. Al llegar, ella se tumbo al sol y el se metio a nadar por un rato. Luego se tumbo junto a ella y cerro los ojos para disfrutar del sol.

Cuando abrio los ojos, se sorprendio de ver que ella no llevaba el sujetador del vestido de baño. No le sorprendia el hecho en si, sino sus pechos perfectos. Ella se percato del efecto en el y sin disimular su orgullo, volvio a cerrar los ojos.

El sol, la soledad y el silencio lograron que los dos se durmieran por un corto rato. Un murmullo de voces los desperto. Al incorporarse se encontraron con que la playa no era tan inaccesible como pensaron, se encontraban en una playa nudista que ya contaba con ocho o diez personas mas.

Ella siguio tomando el sol como si nada, pero el se sintio incomodo y trato de disimular.

De entre todas las parejas, a el le llamo la atencion unos jovenes con cuerpo escultural. No podía apartar su vista de las nalgas perfectas, el vientre liso, y el rubio vello del pubis de la chica, que ademas tenia unos pechos erguidos, firmes con los pezones sumamente visibles. Por su parte, ella prestaba toda su atención al cuerpo del joven, su amplia y definida espalda, sus nalgas, sus caderas, y sobre todo su pene, que le hacia juego a su cuerpo. Ambos empezaron a notar el calor en sus sexos, una excitación especialmente agradable.

El decidio volver al agua para bajar la excitacion, al mismo momento en que la pareja se dispuso tambien a tomar un baño. Trato de distraerse buceando y observandolos pequeños pececillos en el agua cristalina, pero le fue inutil.

Cuando volvia a la arena, los vio, desde fuera del agua parecian jugar; pero dentro del agua transparente se apreciaba a la joven tendida sobre el agua, con las piernas abiertas y su acompañante de pie, penetrandola con fuerza mientras sujetaba sus pechos con ambas manos.

El miró hacia la orilla y vio que ella tambien observaba a la pareja, le hizo una seña para que lo acompañara. Una vez estando ella dentro, el le mostro lo que hacia la pareja. La excitacion de ambos aumentaba. La otra pareja se dio cuenta de que ambos observaban, pero siguieron con lo que estaban haciendo y con una sonrisa los invitaban a seguir su ejemplo.

Nadando alrededor de ella, el comenzo a rozar su espalda con suavidad, luego empezo a acariciar su cintura y a rozar sus pechos. Sus pezones empezaron a responder, pero poco despues, cohibidos por el lugar en el que se encontraban, decidieron dejarlo.

Algo decepcionados y sin hablar volvieron a la lancha y navegaron mar adentro. Ella, aun excitada, se quito la braga del bikini, se acerco a el y le susurro al oido: "por que no terminas lo que empezaste?". El detuvo el motor y se quito el traje de baño. La respiracion agitada de ella, sus pezones agrandados y endurecidos, lo excitaban aun mas. Ella admiraba la erección de el.

El se acerco hasta colocarse de rodillas entre las piernas de ella que permanecia sentada y comenzo a acariciarle los brazos y el rostro. Ella suspiraba mientras sentia escalofrios por su espalda. Levantando una rodilla, es se acoplo entre las piernas de ella y se fundieron en un abrazo sin moverse. De repente, ella se separo de el y, sonriendo, se lanzo al agua.

Por segunda vez, ella rehusaba cuando estaban mas excitados. El se lanzo al agua tambien, pero antes de salir, sintio una calida mano agarrando su pene. Con un ágil movimiento logro que el la penetrara, mientras gemia: "abrazame fuerte". Asi lo hizo, paso su brazo alrededor, mientras que su mano derecha se deslizaba y comenzaba a acariciarle el clítoris. Solamente los mantenia a flote una mano de ella agarrada a la escalerilla del bote. Ella notaba que intensas oleadas de placer la invadian. El orgasmo era inevitable. Se retorcía y gemia hasta parecer que en cualquier momento podia perder el sentido. El aguantaba a duras penas.

Pasaron unos minutos antes de que el empezara sus movimientos, hasta casi salir de ella para volver a penetrarla, una y otra vez, otra, y otra mas... Comenzo a agitarse, hasta que al fin se abandono totalmente y llego al orgasmo. La intensa oleada de esperma parecia inundarla completamente; ella sintio la corriente caliente que la invadia y estallo de placer segundos despues, tuvo un segundo orgasmo, el mayor que podia imaginarse.

Ya calmados, pero agotados, subieron a la lancha. Se besaron y se abrazaron. Permanecieron asi, en silencio por un rato. No querian que las palabras rompieran el hechizo. Al atardecer, llegaron a la casa.
  • Post a new comment

    Error

    default userpic
  • 0 comments